“La última película de Jess Franco”

vivat_vita_blog_jess_francoLa XXIV. Edición del Festival de Cine Fantástico y de Terror llegó a su fin el 1 de noviembre, y “La última película de Jess Franco” fue una de las proyecciones que se ofreció el viernes en el Teatro Principal de San Sebastián.

Pedro Temboury ha dirigido este documental, con el que ha querido rendir un homenaje al director de cine Jesús Franco, también conocido como Jess Franco. El documental trata de analizar y hacer entender la visión del cine que hacía Franco, que como bien hemos podido ver en el documental, era de lo más peculiar. Para ello, diversas personalidades como Lina Romay, Antonio Mayans, Emilio Estévez, Robert Forster, Roger Corman, Brigitte Lahaie y Jack Taylor, entre otros, hablan sobre cómo fue la experiencia de trabajar con Franco.

Antes de dar comienzo a la proyección del documental, Pedro Temboury, director de la obra, presentó brevemente su trabajo, y quiso recalcar que este documental se hizo con la intención de hacer un homenaje a Franco, ya que su papel en el cine ha sido muy importante, habiendo dirigido alrededor de unas 200 películas. Aunque su obra y su manera de hacer cine puede resultar difícil de entender, es innegable el gran trabajo que ha hecho, y es que con ese número de películas dirigidas está claro que ha dedicado su vida completamente al cine.

Además de las declaraciones de productores y actores que trabajaron con Jesús Franco, en el documental vemos algunos trozos de películas que han sido importantes en la carrera del director, como por ejemplo “Gritos en la noche” (1962), con la que el director consiguió un cierto éxito.

vivat_vita_blog_Gritos_en_la_noche

Indudablemente, el cine de Jesús Franco es peculiar, especial y único. Conociendo o no la obra de Franco, es algo que queda claro desde el primer minuto del documental. Según comentan los productores y actores que han trabajado con él, era el rey de la improvisación, pero al mismo tiempo tenía claro qué era lo que quería grabar y como quería hacerlo. Y así, con su peculiar manera de rodar películas, era capaz de grabar dos películas al mismo tiempo.

Todos los productores que vemos en el documental coinciden en que Franco era capaz de hacer películas con muy poco dinero y que nunca gastó más que lo que estaba establecido en el presupuesto. Además de ello, su velocidad a la hora de hacer películas era asombrosa, llegando a lanzar seis, siete o más largometrajes en un solo año.

También era curiosa su manera de trabajar con los actores, y es que según cuentan en el documental los actores que han trabajado con él, no daba detalles sobre los personajes, pedía al actor lo que quería que hiciera, sin que el actor supiera detalles sobre el personaje. De este modo, quería conseguir que el actor improvisara y que su interpretación fuera totalmente libre.

En definitiva, Jesús Franco prefería grabar 4 películas de mala calidad en un año, que una película de calidad en un año o dos. Lo que quería era divertirse y hacer cine, nada más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s